Luchando por mantener el título mundial

Daniel Dhers, deportista de BMX, mantiene el nombre del país posicionándose en el primer lugar de los deportes extremos

Nació en Venezuela hace 26 años y lleva dominando el circuito de la competencia de BMX park los últimos cuatro años. Es capaz de tomar cualquier posición imaginable con su bicicleta, incluyendo backflips, 720s y flips frontales.

En los X Games (competencia de juegos extremos de ESPN) 17 de julio de 2011 se arriesgó al máximo en la tanda de desempate por la medalla de oro en Los Ángeles; y con su acrobacia fue capaz de retener la presea ganada en la edición anterior, la cuarta que se cuelga en su carrera como piloto de la modalidad de BMX park, o lo que es lo mismo, piruetas libres sobre la bicicleta en parques.

Todo comenzó en Caracas cuando Daniel quiso pasar más tiempo con sus amigos. A los 14 años estaba paseando en bici y de repente vio a alguien hacer un bunnyhop (del inglés salto-de-conejo consiste en elevar la rueda delantera antes del obstáculo y seguidamente la trasera para aterrizar algunos centímetros después) desde ese momento se dedicó a practicar BMX y a frecuentar los skateparks.

Al momento, la escena del BMX no estaba del todo desarrollada en Venezuela. Era difícil conseguir una bici, y ni hablar de los componentes de las marcas respetadas del BMX.

A los 16 años de edad, los padres de Dhers mudaron la familia a Buenos Aires, Argentina. La nueva locación le dio a Daniel más posibilidades dentro de un cuadro de BMX más avanzado, con nuevos skateparks en donde andar y más riders progresivos de quien aprender.

La mudanza también conectó a Dhers con el veterano del BMX  Tom Stober, quien sin pensarlo invitó a Daniel a Woodward Camp en los Estados Unidos.

Desde que pisó suelo norteamericano, Daniel Dhers evitó fracasar lo suficiente como para tomar el Dew Action Sports Tour en BMX park en el 2006, 2007 y 2008, y ganar la medalla de oro por cuatro años en los X Games.

Daniel pasó de la oscuridad a convertirse en uno de los BMXers más reconocidos del ambiente. Todo esto sin perder su foco. En otros términos, es un profesional consumado; humilde, apreciativo, sorprendentemente progresivo y no teme dejar todo por lo que cree.

[audio: http://dl.dropbox.com/u/9734636/Momento%20Rocky%205%20-%208.mp3]
10/08/2011