Adiós a las bolsas de los ojos

Noemí Lairet, alías Dra. Párpados, inicia la campaña ¡No sea bolsa!

Esta nueva campaña se ofrece con la intención de atender a los pacientes que viven contrarreloj y nunca tienen tiempo para eliminar las bolsas y ojeras, los días sábados.

La oftalmóloga asegura que las bolsas se producen como consecuencia de una predisposición hereditaria, que se acentúa con la edad. Con el paso de los años, explica, se hace más frecuente como resultado de la propia involución, la piel y los tejidos circundantes al ojo envejecen provocando que la grasa se exponga. Algunos procesos de tipo inflamatorio también alteran la anatomía del parpado.

El tratamiento más eficaz, aunque no el único, es el quirúrgico y destaca las ventajas que el uso de la tecnología láser aporta en la obtención de rápidos y mejores resultados para devolverle a la mirada su aspecto juvenil y lozano.

Para los casos donde la grasa es notoria, es necesario intervenir quirúrgicamente usando el láser de CO2 que actúa como bisturí al seco  en este caso la grasa se puede cortar, eliminar o reacomodar y al mismo tiempo sellar los vasos y para la flacidez de la piel se aplican técnicas de rejuvenecimiento con el mismo láser para tensar la piel.  Esta técnica se denomina blefaroplastia trasconjuntival, requiere el uso de anestesia local así como lentes de contacto protectores como medida de prevención ante una maniobra inadecuada.

Para ahorrar tiempo y dinero sugiere que el paciente que viene decidido a operarse, suspenda el consumo de cualquier anticuagulante, vitamina E y aspirina diez días antes de la operación y traiga consigo en la primera consulta el perfil preoperatorio de laboratorio, Rx de torax y la evaluacion cardiovascular preoperatorio.

Tras la operación, la especialista recomienda el uso de cremas a base de vitamina k y ácida a nivel del parpado inferior para disminuir la cantidad de morados. También drenajes linfáticos manuales porque muchas veces se presenta retención de líquido. La Dra. Párpados advierte que las bolsas no deben ser retiradas completamente, sino reorganizadas o recogidas, “sólo se debe quitar el excedente” insiste, porque al quitar mucha cantidad se produce hundimiento ocasionando también sensación de cansancio y envejecimiento además lagrimeo.

Para la consultas dirigirse a la Unidad Oftalmoestética Láser de la Clínica Santa Sofía, Av. Principal de la urbanización Santa Sofía. Piso 2, local 202, Urb. El Cafetal.

Teléfonos: 0212-985 6870  0212-981 1202.

:
07/03/2012