EL PRECIO JUSTO

Siempre me ha conmovido como las Organizaciones no Gubernamentales Venezolanas, escudriñan en la vida de las personas, investigan en lo más profundo, en sus angustias, en sus carencias, en sus dolores…hasta calmar el llanto de los más necesitados y lograr soluciones aún en los casos más desgarradores.

Y las soluciones no sólo pasan por enseñar a hacer el baño de una casita en Casalta III, dictar un taller en una comunidad para que las personas aprendan a comer con poco dinero, estas organizaciones también llevan amor, y sociego a pacientes con cáncer, dan educación a niños desamparados, investigan lo imposible de investigar e informan  a la población.

Para nadie es un secreto que las ONG Venezolanas, cumplen la labor de las ineficientes Instituciones de este país. Entes como El Observatorio Venezolano de Prisiones y Una ventana a Libertad manejan el tema carcelario como ningún Ministerio, conocen cifras de fallecidos dentro de las cárceles y asuntos de pranes, con más acuciocidad que el famoso recién creado Ministerio para el Sistema Penitenciario. En materia de defensa de los DDHH de cualquier venezolano, sea de la tendencia politica que sea, Provea deja en pañales a La Defensoría del Pueblo y muy mal parados a  la Fiscalia y al sístema Judicial.

En muchas ocasiones este compromiso con el gentilicio venezolano pasa por amenazas, amedrentamiento, agresiones. No olvidemos los golpes que sufrió el periodista Carlos Correa a la salida de la AN en defensa de la Libertad de Expresión, como Director de Espacio Publico y la investigación que se ha iniciado a Transparencia Venezuela por parte de la AN, luego de la publicación del informe del desempeño de los diputados y donde los oficialistas salieron muy mal parados.

Tanto miedo le tiene el gobierno venezolano a estas organizaciones que se aprobó una ley de Cooperación Internacional que prohibe el financiamiento que reciben por parte de embajadas y organismos internacionales.

Por esto me sentí tan emocionada con  la visita al estudio de una representacion de mujeres de la Etnia Warao para mostrar sus artesanías, gastronomía, cultura y tradiciones para el evento “Warao Gente de Agua en Tierra”.  Tanta dulzura e ingenuidad no era posible…aquellas mujeres hablaban de sus collares, su comida, su vida…deseaban vender al PRECIO JUSTO el producto de su trabajo y lo hacían de la mano de la Fundación Tierra Viva y Chevron….no se cansaban de mencionar lo maravilloso de las enseñananzas de la fundación  y cómo su vida había cambiado al aprender a mercadear sus productos.

Aquellas mujeres estaban aprendiendo a colocar “EL PRECIO JUSTO”  a sus creaciones, gracias a una ONG, una de esas a la que posiblemente le estén investigando de dónde provienen los fondos para sacar de la pobreza a las mujeres del sector 7 de la Etnia Warao de Delta Amacuro.

 

Graciela Beltrán Carías

28/05/2012