Al mejor estilo de “Los Vengadores”

Vencer el mal en equipo

Últimamente las lecciones de lucha ante la adversidad y el trabajo en equipo, así como el derecho al voto en una democracia por pequeña que esta sea, para marcar la diferencia entre la vida o la muerte, ha estado presente en el quehacer de los venezolanos…..

Las lecciones han estado rondando tanto nuestra vida, que quedamos atónitos ante la gigantesca marcha que todos vivimos y que nos demostró que juntos podemos vencer el mal.

La primera de estas lecciones tiene ver con la película Los Vengadores,  donde un grupo de seis súper héroes nos enseñan que la  unidad y el trabajo en  equipo pasan por encima del individualismo y los intereses personalistas, hasta conseguir erradicar el mal.

La segunda lección nos la enseñó el minero chileno Mario Sepúlveda, sobreviviente del accidente minero en Chile del año 2010, quien luego de ese renacer se dedica a ofrecer charlas en todo el mundo alertando a las personas  cómo sobrevivir ante la adversidad de la mano del trabajo en grupo,  en la intimidad de una mina. “Allá abajo demostramos que la democracia realmente existe porque todo lo hicimos por votación, de eso dependió la vida o la muerte. Fue un milagro”.

En la primera lección aprendimos que vencer el mal no requiere de un súper héroe, sino de seis, unidos y capaces de dejar  sus individulidades para hacer equipo y vencer el mal, deponer sus actitudes individuales y las diferencias que los separan para vencer al mal mayor que se avecina y así sobrevivir.

De la segunda lección se desprende la moraleja para todos nosotros los venezolanos…

No es sino de la mano de la tolerancia, la aceptación del otro, la solidaridad, la maravilla  de una acción conjunta, que podemos mantenernos vivos. No importa cuántos errores se hayan cometido en el pasado, estamos ante una agenda superior  que nos demanda unidad, trabajo en equipo, renuncia de las agendas personales que nos convoca a cooperar entre todos y a entender que es de esa  cooperación que va a derivar la Victoria.

Graciela Beltrán Carías

18/06/2012