El corazón de la mujer no solo muere de amor

amor5am. Ya levantada y cepillada, vas a la cocina, haces las arepas, empiezas a arreglar el bolso de los niños para el colegio, la ropa, el almuerzo… En medio arreglas la sala y la cocina. Se levantan los niños. Desayunas en familia… Una hora después estas en el tráfico, dejas a los niños en el colegio, vas al trabajo. Tienes sobrepeso, “no tienes tiempo de hacer ejercicio” mucho estrés y en ocasiones, sientes que te duele el pecho o te falta el aire. ¿Te parece conocido? Eres una bomba de tiempo para sufrir un infarto.

Según la Dra. Josefina Feijoo, Vicepresidenta del Capítulo de Enfermedad Cardiovascular de la Mujer de la Sociedad Venezolana de Cardiología en el mundo 16 mujeres mueren de infarto al miocardio Vs. 7 entre cáncer de mama y de cuello uterino: la primera causa de muerte cardiovascular en la mujer es el infarto. El “rol social de la mujer” cuidadora de todos los miembros del grupo familiar y de su entorno hace que ésta se autoexcluya como prioridad, situación que unida a la “visión de bikini” de la salud de la mujer que pone atención principalmente a la salud de las mamas y del útero. Un detalle grave: según la Sociedad Americana de Cardiología (AHA por sus siglas en inglés) solo 17% de los cardiólogos conocen que las mujeres se infartan más que los hombres.

Síntomas difusos más “status 4×4

Los síntomas “de librito” como dolor en el pecho que se irradia hacia el brazo o mandíbula izquierda no son 100% aplicables a la mujer. Fatiga progresiva, falta de aire ante actividades que antes hacía tranquilamente, cualquier molestia que comienza en el esfuerzo y cede en el reposo, malestares de origen gástrico que se van hacia el pecho, dolores musculares en el área del pecho, mareo y localización inespecífica del dolor son algunos de los síntomas que pueden estar en la mujer.

El “status 4×4” una mujer complica los síntomas: mujer sobreadaptada, que le presta más atención a las necesidades de los demás que a las propias y siempre está dispuesta para todos. Esas mujeres se cargan todo en la mochila, enfrentan todas las situaciones, se cuidan poco y se exponen mucho. Finalmente llegan tarde a la consulta. Ya tienes vulnerabilidad coronaria por el nivel de estrés y sedentarismo.

¡No te sigas dejando para después!

Chequea con tu médico: presión arterial menor de 140-90mmHg colesterol total menor a 200mg/dL  y glucemia menor a 100 en ayunas.

Modifica los factores de riesgo:

Obesidad: controla tu peso: tu índice de de masa corporal debe ser menor a 25.  Sedentarismo: tus actividades diarias no cuentan como dosis de ejercicio físico. Por lo menos camina 30min la mayor parte de los días de la semana.

Tabaquismo: si fumas, déjalo ya.

Nivel de estrés: sabemos que los paradigmas existen, sin embargo el rol que quieras tener en esta vida lo decides tu. Apoya tus actividades con tu familia, comparte responsabilidades, busca tiempo libre para ti. No puedes hacer que nadie esté feliz contigo si tú no lo estás primero.

 

Por Lic. Maira Prado, Fisioterapeuta. Consultora de mercadeo deportivo y de salud

@MairaPradoL

02/10/2013