Antes del ejercicio: una merienda

141508_grande_eJERqv7B
¿Ha escuchado usted qué son las harinas de bajo índice glicémico? Los expertos recomiendan que antes de hacer ejercicio debemos optar por estos alimentos ya que ayudan a mantener los niveles de energía constantes por más tiempo y evitan hipoglicemias. 
En otras palabras, son alimentos que provocan poca irregularidad en el azúcar sanguínea. Por ejemplo, si usted consume alimentos con un alto contenido de azúcar antes del ejercicio, éstos le darán energía inmediata, sin embargo ésta se agotará más rápido, provocando una disminución de energía, bajo rendimiento y fatiga.
Las reservas
La mayoría del combustible que se usa para el ejercicio no proviene de los alimentos consumidos inmediatamente, sino de las reservas de glucógeno, es decir de los carbohidratos que usted consumió la noche antes ó de 2 a 3 horas antes de realizar la actividad física.  Por esta razón una persona que va a entrenar fuerte al día siguiente o tiene una competencia, debe cenar un buen plato de pasta.
Hay algunas personas que entrenan en la mañana y ocupan comerse algo antes, ya que sienten que el azúcar se les baja durante los primero 15-20 minutos del ejercicio. Otras personas se van a correr o al gimnasio con el estómago vacío. ¿Qué es mejor? No está comprobado que hacer ejercicio con el estómago vacío vaya a estimular la pérdida de peso o grasa. Una merienda antes del ejercicio definitivamente le va a ayudar a que usted sienta más energía y tenga mejor desempeño en su actividad.
Las meriendas se pueden consumir de 30 a 60 minutos antes de hacer el ejercicio. Igualmente si usted hace ejercicio en la tarde o la noche, no debe pasar más de 4 horas sin comer; haga una merienda antes y va a ver que se va a sentir mejor.
No está comprobado que hacer ejercicio con el estómago vacío vaya a estimular la pérdida de peso o grasa, así que mejor come.
Una merienda debe tener las siguientes características:
1. Fuente de carbohidratos complejos
2. Baja en grasa (provoca fatiga)
3. Moderada en proteína
4. Incluir líquidos 1 a 2 horas antes del ejercicio.
LO IDEAL
Puedes incluir frutas, cereales, lácteos, grasas en semillas como en almendras, cacahuates o granola y rebanadas de jamón o queso cottage.
Fuente: www.tabascohoy.com
13/11/2013