El Mito

 

A lo largo de la vida experimentamos inexorablemente el natural proceso de envejecimiento, que se inicia a los 25 años aproximadamente, cuando culmina el crecimiento y desarrollo. En este recorrido parece existir una suerte de ecuación en la que la edad está directamente relacionada con el peso corporal, es decir, que a mayor edad mayor peso. Una mentira repetida mil veces que, desde el punto de vista estadístico, epidemiológico y demográfico, ha terminado convirtiéndose en la verdad más absoluta de una población enferma.

La historia natural de la mujer venezolana, por ejemplo, ubica a la de 20 años pesando unos 50 kilos en promedio. Usualmente en este periodo comprendido entre los 20 y 30 años, se casa y tiene su primer embarazo, después del cual queda con 56 kilos aproximadamente. Es poco probable que en este país, y en la mayoría de los del hemisferio occidental, consigamos a una mujer de 30 años cuyo peso corporal este por debajo de los 60 kilos. Después del segundo embarazo quedan pesando sobre los 60, en múltiplos que pueden variar, y ya cerca de los 40 muchas han traspasado los 70 kilos. En la consulta, ante la pregunta del por qué de este aumento sostenido, la respuesta suele ser mas o menos parecida “Doctor, ya yo tengo 3 hijos y 42 años!!”. Es como si el hecho de procrear o el de tener más edad, justificara el aumento del peso corporal, constituyendo un sólido argumento, prácticamente irrebatible.

Lo cierto es que todo ello es una dinámica dramática, donde el resultado es una población con sobrepeso, cada vez más aquejada por problemas como la Diabetes Mellitus Tipo II y la Hipertensión Arterial, ambos conocidos en el argot médico como los “males silentes”, ya que van deteriorando paulatinamente funciones vitales del organismo y cuyo daño compromete seriamente su calidad de vida.

El caso de los hombres resulta mas o menos similar, considerando que en estos hay un aumento sostenido en el tiempo a partir de los 27 años, aproximadamente. Evidentemente los procesos metabólicos del organismo tienden a hacerse más lentos una vez arribado a los 30 años y en paralelo, la población femenina, experimenta también toda una revolución hormonal cuando llega la hora de la menopausia.

Sin embargo está claro que hay que romper esta macabra ecuación de aumento de edad = aumento de peso, y eso solo puede lograrse haciendo conciencia de los daños que va a ocasionarnos, a mediano y largo plazo, el sobrepeso y generando hábitos saludables que tengan como base la alimentación y el ejercicio físico, no entendido como una opción sino como parte de las actividades rutinarias de la vida. La creación de hábitos, la concientización, la exportación de experiencias exitosas y sobre todo las demostraciones claras de los daños que genera el no prevenir la permanencia de este mito, forma parte de nuestro reto como profesionales de la salud, empeñados siempre en hacer del bienestar integral de nuestros pacientes, nuestra razón y recompensa.

 

El Sobrepeso es la Llave Maestra del Envejecimiento”

 

Dr. Juan Jorge Blanco Sananes

Cirugia Plastica y Reconstructiva

@juanjorgeblanco

13/10/2014