Los lunares, pros y contras

Los lunares en el cuerpo pueden verse sensuales o ser signo de una grave enfermedad como es el cáncer de piel. Por eso es muy importante que estemos siempre pendientes de la evolución que estas marcas van teniendo en nuestro cuerpo a medida que pasa el tiempo.

Primero lo primero: saber de qué estamos hablando. Un lunar es un conjunto de melanocitos, células que producen el pigmento de la piel, que crecen en grupo. Las personas podemos nacer con lunares, que se llaman congénitos, o irlos adquiriendo con el paso de los años.

¿Qué debemos buscar cuando nos observamos los lunares?

El médico indica que hay que fijarse en el “ABCDE” de los lunares:

¿Cómo me cuido para no tener lunares?

La exposición al sol y los cambios hormonales pueden provocar lunares por lo que, en ocasiones, es poco probable que puedas evitar su aparición. Sin embargo, sí puedes reducir las probabilidades y, al mismo tiempo, evitar el desarrollo de un cáncer de piel. El médico especialista sugiere el uso de un bloqueador factor 50 y complementarlo con sombreros y lentes.

Y si crees que necesitas echarte bloqueador solo cuando tomas sol, te equivocas. Los rayos UV te afectan durante todo el año por lo que es necesario siempre echarnos bloqueador o una crema hidratante con factor de protección solar.

24/03/2015