Beneficios de la lechuga

La lechuga se ha convertido en un must de las dietas.  Y es que su escaso aporte calórico, de apenas 15 kcal por cada 100 gramos, hacen de ella el complemento ideal para acompañar las comidas y sentirnos saciados sin que esto repercuta en las calorías totales. Pero no solo eso, este vegetal esconde multitud de beneficios.

  1. Aporta pocas calorías por ración, lo que permite comer grandes cantidades y sentirse saciado sin salirse de la dieta.
  2. Versátil y fácil de combinar con cualquier plato.
  3. Opción cómoda y rápida para comer fuera de casa.
  4. Aporta fibra, vitaminas y minerales. Mientras que la fibra favorece el tránsito intestinal y aumenta la sensación de saciedad, las vitaminas y los minerales incrementan su valor nutritivo, convirtiéndose en una fuente, entre otras cosas, de ácido fólico, potasio y magnesio, previniendo a su vez el envejecimiento celular.
  5. Alto poder antioxidante. De acuerdo a estudios, las lechugas de hoja verde actúan a una velocidad menor en comparación con las rojas, por lo que los expertos recomiendan mezclar varios tipos para aprovechar mejor sus propiedades.
  6. Diurética: a pesar de lo que se suele escuchar sobre este vegetal, la lechuga no retiene líquidos ni muchísimo menos. Su alto contenido en agua y potasio así como su reducido aporte de sodio hacen de ella un gran diurético natural que favorece la eliminación de líquidos del organismo.

Precauciones

Un análisis realizado sobre los datos recogidos por la European Food Safety Authority (EFSA) dejó en evidencia la existencia de hasta 30 sustancias químicas en vegetales como la lechuga o el pepino. Las consecuencias de estos contaminantes son, entre otras, graves alteraciones hormonales que pueden acabar degenerando en cáncer, infertilidad, diabetes u obesidad. Para evitar esta exposición, los expertos recuerdan la importancia de lavar bien los alimentos antes de consumirlos.

23/04/2015