Entrenamiento de fuerza vs cardio

Durante mucho tiempo se ha pensado que para correr, es malo hacer pesas. Se sigue creyendo que coger una pesa te va a agrandar el brazo 50cm, pero si alguna vez has ido al gimnasio, puedes ver que para tener 5cm más de brazo hay que entrenar durante mucho tiempo y llevar una planificación estricta.

¿Qué pasa con el estímulo del entrenamiento de la fuerza?

Si nos basamos en el principio de sobrecarga (principio básico en el entrenamiento deportivo), vemos como para generar adaptaciones, tenemos que someter a nuestro cuerpo a unos niveles de estrés determinados; tenemos que salir de la zona de confort para que el cuerpo tenga que hacerse fuerte y empezar un punto por encima.

Si el entrenamiento de resistencia es el único estímulo que metemos a nuestro cuerpo, cuando entrenemos la fuerza, tendremos un estímulo diferente que provocará nuevas y diferentes respuestas metabólicas y endocrinas (hormonales), pudiendo ser un nuevo enfoque de adaptaciones. Por tanto, si generamos un ratio adecuado de “dosis-respuesta”, las adaptaciones pueden ser muy positivas para los deportistas de resistencia.

¿Entonces entreno la fuerza, o no?

Si entrenas la fuerza, mejorará tu rendimiento, evitarás lesiones y te sentirás mucho mejor en general.

Si eres un atleta de fuerza y potencia, mucho entrenamiento de resistencia perjudicará tus progresos en cuanto a ganancia de niveles de fuerza y ganancias musculares, junto con resultados deportivos; pero tampoco tenemos que olvidar que entrenar la resistencia de manera controlada puede ayudarnos en muchos aspectos.

17/04/2015