Gates y Bloomberg se unen contra las tabaqueras en los países pobres

“Los países con recursos limitados no deberían ser intimidados para que hagan malas políticas sanitarias”. En estos términos se expresó ayer la organización Bloomberg Philanthropies– del ex alcalde de Nueva York Michael Bloomberg, uno de los hombres más ricos del mundo- y la Fundación Bill & Melinda Gates, en el momento de anunciar la creación del Anti-Tobacco Trade Litigation Fund, un fondo creado para los países en desarrollo cuyo objetivo será ayudar a sus gobiernos a afrontar los desafíos legales y económicos que supone luchar contra la industria del tabaco.

La creación de este fondo se produjo en el marco de una conferencia mundial de tabaco que se está celebrando en Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos), y a la que también asistió la directora de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan.

El objetivo de este fondo, que nace con una inversión inicial de cuatro millones de dólares (unos 3,7 millones de euros) -aunque, según el propio Bloomberg, está previsto que esta cifra crezca a medida que más donantes se vayan sumando a la causa-, es contrarrestar lo que los expertos en salud consideran que ha sido una estrategia de las compañías de tabaco para bloquear, a través de medidas legales, las leyes anti tabaco en los países de bajos y medios ingresos.

Uruguay, por ejemplo, ha pasado los últimos cinco años litigando con una compañía por la inclusión de advertencias sanitarias en las cajetillas de tabaco. Mientras tanto, países como Namibia, Gabon, Togo o Uganda han recibido avisos de grupos anti tabaco que denuncian que sus leyes chocan con los tratados internacionales.

“Los gobiernos que están tratando de proteger la salud de sus ciudadanos de los daños del tabaco no deberían ser disuadidos de hacerlo porque las grandes compañías de tabaco les amenacen con costosas demandas legales”, declaró el filántropo Bill Gates. Es por esto que, además del dinero, el fondo prevé la creación de una red de abogados expertos en la materia que asesorarán y litigarán con estos países. Bloomberg, quien prohibió fumar en los espacios públicos de la ciudad de Nueva York en el año 2003, anunció que algunos bufetes de abogados ya han expresado su interés en participar en la iniciativa.

Según Naciones Unidas, el consumo de tabaco aumentó más del doble en los países en desarrollo entre los años 1970 y 2000. A día de hoy, más de tres cuartas partes de los fumadores del mundo viven en países de bajos y medios ingresos.

Cada año, más de cinco millones de personas mueren por causas relacionadas con el tabaco, una cifra que supera a las muertes que producen el VIH, la malaria y la tuberculosis juntas, según la OMS. En 2010, según datos de la American Cancer Society, los beneficios de las seis compañías de tabaco más grandes del mundo fueron de 33.000 millones de euros.

 

Fuente

08/04/2015