Yoga acuático

La meditación dentro del agua es una variante del yoga, también conocida como Water Yoga, Aqua Yoga, Yoqua o Woga. Se trata de posturas basadas en el equilibrio por medio de flotación, la coordinación de movimientos, el fortalecimiento muscular y, por supuesto, la relajación.

Se realiza dentro del agua porque ésta eleva el nivel de oxígeno del cuerpo, lo que retrasa la sensación de fatiga, siendo una experiencia mucho más relajante.

Este tipo de disciplina es recomendado para personas con problemas de salud que no les permiten moverse totalmente, como: artritis, esclerosis múltiple, fibromialgia, distrofia muscular, ansiedad, depresión pre-natal, post-cirugía postnatal, dificultades de equilibrio, ciática entre otros. Es bastante beneficioso en los meses finales del embarazo.

Entre los beneficios de esta disciplina está el aumento de la energía y de la flexibilidad; también ayuda a eliminar toxinas y a tonificar los músculos de la espalda, glúteos, abdomen y muslos. Además, gracias a la forma en la que se realiza, colabora para evitar las enfermedades respiratorias.

Generalmente se hace en una piscina donde las asanas (posturas) pueden realizarse usando las paredes como piso, facilitando así los movimientos.

Con el Woga se logra que tanto el cuerpo como la mente se unan en un todo a través de la flotación, la concentración, la respiración y el equilibrio. Sin duda, se trata de una disciplina que hay que conocer a fondo.

07/04/2015