La “pancita” no es un problema estético

La “pancita” no es un problema estético, es una señal importante de que hay grandes posibilidades de padecer enfermedades crónicas del corazón o diabetes

obesidad-ANDROIDEs


El exceso de grasa abdominal es un problema médico que puede aumentar el riesgo de padecer enfermedades crónicas.  Una cintura prominente incrementa las posibilidades de alterar los triglicéridos, el colesterol y la presión arterial.

Es decir que el exceso de grasa abdominal viene a ser la génesis del riesgo metabólico, ya que en muchos casos, y según se ha estudiado, primero se padece obesidad y se es gordo, y después aparecen la diabetes y otras enfermedades crónicas como la insuficiencia cardíaca y el accidente cerebrovascular. En casos más graves toda la situación puede derivar en la muerte súbita.

Entre los factores que influyen en el diámetro del abdomen, se encuentran los hereditarios, hormonales y los hábitos de vida poco saludables. Afortunadamente existen claves para reducir el tamaño de la cintura


1. Alimentación sana balanceada: baja en grasas saturadas, azúcares refinados y rica en fibras, que nos permita mantener el porcentaje de grasa corporal en niveles óptimos.
2. Practicar de forma constante actividad física cardiovascular y de fuerza que aumenten la masa muscular y con ello el gasto calórico.
3. Descanso adecuado, lo que permite la liberación de la hormona de crecimiento que además de reparar los daños biológicos sufridos en el día también favorece la activación del metabolismo lipídico (degradación de la grasa).
4. Mantener una postura correcta mantiene el tono de nuestros músculos abdominales y favorece a una menor expresión de grasa abdominal.
5. Evitar el consumo de alcohol por la cantidad de calorías vacías.
6. Manejar adecuadamente el estrés es fundamental, no sólo por el hecho que  produce ansiedad y puede aumentar el apetito sino también por la liberación de hormonas asociadas al estrés crónico que pueden incidir en la acumulación de grasa abdominal.
7. Hidratar al cuerpo con la cantidad óptima de agua, lo cual favorece la eliminación de toxinas y el funcionamiento adecuado del metabolismo.

15/05/2015