Ocho retos sostenibles para empresas y ciudadanos del siglo XXI

Carolina Andrade, Directora de Asesoría e Investigación de PROhumana, propone ocho desafíos que como sociedad deberíamos alcanzar en el futuro para lograr un desarrollo sostenible integral, tanto en el ámbito humano como empresarial.

1. Es necesario que se produzca un cambio cultural por parte de las empresas que repercuta en la forma de entender laRSE (Responsabilidad Social Empresarial): es necesario que la dejen de ver como una política para implementarla como una estrategia de negocio sostenible, la cual conlleva una serie de transformaciones en las relaciones sociales internas, marcadas por entender a las personas como talentos sustentables y el fomento de un liderazgo sostenible.

2. Hacer frente al complejo escenario ético que vivimos en la actualidad, con prácticas orientadas a crear una nueva confianza basada en la transparencia y en la probidad.

3. Pensar las empresas desde la innovación. El mundo actual nos demanda pensar en término de mejorar constantemente, reducir costos y ser más eficientes. Todo esto va de la mano de la sostenibilidad.

4. Aspirar a la inclusión y no sólo a la integración. La diversidad se está instalando como valor social, pero debemos entenderla en lo amplio del concepto: no sólo se trata de las personas con capacidades diferentes o del género, también surgen fuertemente variables como la raza, edad u orientación sexual.

5. Reconfigurar las prácticas laborales incorporando variables como la flexibilidad laboral o nuevas formas de desarrollo de carrera.

6. Generar el espacio necesario para que a nivel de Gobierno se generen compromisos claros y con apoyo institucional en pos de fomentar acciones orientadas a la sostenibilidad individual, colectiva y empresarial.

7. Integrar el Cambio Climático en las estrategias de negocio, considerando que las emisiones ya no son lo más relevante, y es necesario incorporar aspectos como la eficiencia del uso del agua, el fomento de energías renovables y una gestión sustentable de los residuos

8. Asumir que todo tenemos un rol importante que jugar en la sociedad y que generar una sociedad con desarrollo sostenible no depende sólo de las empresas. Es necesario que seamos ciudadanos más empoderados y proactivos.

 

Fuente

23/06/2015