Preguntar es bueno: claves de una encuesta ‘online’

“La empresa obtiene una valiosa información y el encuestado se siente valorado. Preguntar es bueno”, defiende Guillermo Arístegui, responsable de Marketing de Encuesta Fácil. Hemos hablado con esta empresa española especializada en encuestasonline para conocer un poco más de una herramienta al alcance de cualquier pyme o profesional, muy útil para medir la temperatura del mercado antes de tomar decisiones.

“Es importante que la empresa decida en función de los datos reales, no de percepciones o impresiones de su equipo comercial o de cualquier otro tipo, y eso se consigue encuestando”. Además, para Arístegui ya no hay excusa para hacerlo. Como Encuesta Fácil, muchas de las herramientas del mercado son totalmente gratuitas y sólo hay que pagar una modesta cantidad para acceder a los servicios premium; en el caso de la empresa que nos ocupa, desde 30 euros al mes o desde 250 euros en el caso de una tarifa anual. “Lo importante es animarse a probar, no tener miedo a equivocarse y aprender a manejar la encuesta como una herramienta de gestión habitual”.

Gracias al desembarco de Internet, la encuesta se ha democratizado. Si bien es cierto que estas herramientas no ofrecen unas garantías científicas, nadie duda de que permiten realizar sondeos de una forma rápida y fácil, con una cómoda visualización de los datos y una calidad de resultados válida para una mayoría. A todas luces es un desperdicio no ponerse manos a la obra.

 

Tipos de encuestas

Casi cualquier decisión empresarial es susceptible de apoyarse en la información obtenida a través de una encuesta. En principio debemos distinguir entre cuatro grupos: las que se realizan de forma interna al personal de la empresa, a los clientes y proveedores, a otros grupos de interés y al mercado en general. Algunas de las razones más comunes que animan a la empresa son:

 

Consejos para hacer una buena encuesta

Hay muchas técnicas, pero lo habitual es que el encuestado seleccionado reciba una primera invitación, a través del correo electrónico, redes sociales o SMS, en la que se solicita su colaboración en una encuesta. Desde el primer momento debe entender por qué ha sido seleccionado, cuál es el objetivo del sondeo y lo importante que para la empresa es contar con su opinión. Un mensaje que reiteraremos de forma inequívoca en la cabecera del formulario que enviaremos más tarde. Por último, el encuestado debe tener un feedback en el que se le informe de que su cuestionario será valorado y dándole las gracias por su participación.

Otros requisitos de una buena encuesta son:

 

Fuente

22/07/2015