Cuatro herramientas para envejecer saludablemente

Cuando pensamos en envejecimiento inmediatamente salta a la mente la imagen de una persona con arrugas, bastón y con una lista interminable de enfermedades o dolencias.  Sin duda alguna, imaginarnos estando así puede generar ansiedad e incertidumbre acerca de la calidad de vida que se podría llegar a tener. Sin embargo,  hoy en día, es posible vivir por más tiempo y libre de enfermedades.

“En el proceso de envejecimiento influyen dos grandes factores: la genética y el estilo de vida; éste último es el responsable en un 75% de la aparición de patologías como el cáncer, enfermedades neurodegenerativas, metabólicas y cardiovasculares. Si bien envejecer es inevitable y se inicia desde el mismo momento en que nacemos, es posible intervenir en el reloj biológico para conseguir una longevidad saludable y activa”, explica la Dra. Dayana Afonso, médico cirujano especialista en medicina estética, obesidad y antienvejecimiento del Centro Diagnóstico Estética Láser CDEL.

medicinaantivejez

Para ello, la Medicina Antienvejecimiento ofrece cuatro herramientas que permiten disminuir el daño funcional en el organismo y enfrentar en óptimas condiciones el paso de los años:

1.- Medición de la edad de nuestras células o edad biológica la cual nos indica la velocidad de envejecimiento: a diferencia de la edad cronológica (determinada por la fecha de nacimiento), la edad biológica puede “rejuvenecerse”. A menor edad biológica, menor grado de envejecimiento. Toda persona, aun siendo sana, debe disminuir su edad celular para minimizar el deterioro orgánico.

2.-   Actuar sobre los hábitos cotidianos como la alimentación,  la actividad física y mental, manejo del estrés, descanso y eliminación de malas costumbres permite reducir la senectud celular (envejecimiento de las células). Si no se adopta un estilo de vida saludable, no se alcanzará el equilibrio entre los daños producidos y la regeneración requerida.

3.- Detoxificar y desintoxicar el organismo: eliminar y neutralizar toxinas tanto a nivel celular como sistémico, son parte fundamental de todo esquema de tratamiento anti edad. En la actualidad, son muchos los procedimientos para lograr tal objetivo, entre ellos se encuentran las terapias de quelaciones, ayunos terapéuticos e hidroterapia iónica.

4.- Revitalización y recuperación de alteraciones orgánicas: Esto se logra mediante el aporte de sustancias como nutrientes, oligoelementos y vitaminas, que son transportadas hacia las estructuras afectadas para restaurar el equilibrio químico celular, regulando la función orgánica.

En su conjunto, con la aplicación de terapias de medicina antienvejecimiento, los pacientes obtienen una mejoría importante en su calidad de vida: mayor rendimiento físico, intelectual y sexual, control de  peso y una disminución de sus índices de riesgo cardiovascular, enfermedades osteoarticulares y degenerativas.

Para poder tener una vejez productiva, activa y sana es necesario tomar consciencia de los hábitos que rigen nuestro día a día y estar dispuesto a hacer modificaciones en ellos con la ayuda de especialistas en el área de Medicina Antienvejecimiento.

13/08/2015