Autodisciplina, la clave del éxito

Conseguir el respeto de los demás es una gran ventaja en tu vida. Y eso surge a partir de la autodisciplina. Las personas con alta autodisciplina no tienen que poner una pistola en la cabeza de los otros cuando quieren algo; la gente simplemente siente su poder y con entusiasmo les dan todo lo que tienen.

En el mundo emprendedor, dice mucho de ti el únicamente estar a tiempo y preparado para trabajar. Cumplir con las fechas de entrega y con los compromisos permite que destaques de entre la multitud. La habilidad de hacer las cosas, y hacerlas bien desde la primera vez, atraerá a buenos contactos, oportunidades y recursos. Todo se trata de autodisciplina, y bien aplicada a un asunto en particular literalmente tiene un poder mágico. Cuando enfocas tu autodisciplina en un solo propósito puedes generar grandes resultados.

Para llegar a ella es importante tomar acción. Existen tres tipos de acción: iniciar nuevas cosas o implementación, seguimiento y terminación. Cuando has tomado una decisión, tienes que empezar a actuar en torno a ello. Para algunas personas, ésta es la parte más difícil, aunque en realidad lo más complejo es el seguimiento. Es muy importante también que crees un ambiente que apoye esa nueva actitud.

Recuerda que la autodisciplina es la clave del éxito; para conseguir tus metas debes crear rutinas y cumplir tus promesas, evita alejarte de ellas no importa cuál sea la situación.

 

 

Fuente

11/09/2015