Cinco hábitos que no te dejan adelgazar

Si eres de las que opta por lo “light” pero sigues manteniendo el mismo peso, lo más seguro es estés obviando otros cambios necesarios en tu rutina diaria.

Hoy en Nutrición te explicamos qué hábitos se interponen entre tú y tu figura ideal:

1. Bebes alcohol con frecuencia: Para algunas personas, tiene un efecto dominó, es decir, al beber su apetito se dispara. Esto, sumado a las calorías vacías que aporta el alcohol, se traduce en un desequilibrio en la dieta. La moderación es clave, una copa dos veces por semana es lo recomendable.

2. Te has quitado todas las grasas, incluidas las buenas: Con tantas advertencias en contra del consumo de grasa, muchas personas han desarrollado cierta fobia y no quieren comer ni siquiera grasas de buena calidad como las que contiene el aguacate o el aceite de oliva extra virgen. Sin embargo, consumir grasas saludables es una estrategia inteligente para perder peso, luchar contra la inflamación y mantener una piel radiante.

3. Te saltas las comidas: No puedes olvidarte de comer. Pasar muchas horas sin alimentos es contraproducente si quieres perder peso, ya que quemarás menos calorías y, además, corres el riesgo de consumir el doble en el peor horario.

4. Comes toneladas de alimentos saludables: Muchas personas se sienten muy a gusto comiendo alimentos con buena reputación, por ejemplo, aguacates, lentejas, granos integrales, quinoa, entre otros, lo que hace que terminen comiendo demasiados. Las raciones muy grandes de cualquier alimento te harán ganar peso, aún cuando sean sanos.

5. Haces poco cardio y muchos abdominales: Por lo general, la mayoría de las personas se concentran en “eliminar la barriga”, y por eso hacen solo abdominales. El error es no combinar estos ejercicios con un entrenamiento cardiovascular –sesiones de spinning o running- que te ayudan a perder peso y a quemar grasa con más eficacia.

24/09/2015