¿Estas envejeciendo antes de tiempo?

Si sientes que te cansas muy rápido al subir las escaleras o al correr unos pocos kilómetros, deberías comenzar a cuestionarte si tienes una buena condición física para tu edad

Es por eso que te explicamos qué pruebas realizar para saber si tu cuerpo corresponde adecuadamente a los esfuerzos físicos que realizas día a día

1. Recorrido cronometrado: Equipado con un calzado, te sentarás en una silla, de ahí te levantarás y caminarás en línea recta unos tres metros para después volver a sentarte en la silla regresando en línea recta y en una postura correcta. Aquí lo que se evaluará será el tiempo en que te tardes en hacer el recorrido correctamente, ya que denotará el estado de movilidad física de tu cuerpo.

2. Mantener el equilibrio: Esta prueba mide la capacidad física para estar en equilibrio, cargar peso y la cantidad de presión que soportan las articulaciones. Con los ojos cerrados y de pie, eleva una pierna hacia atrás doblando la rodilla. De esta manera soportas el peso del cuerpo con la otra pierna. Primero con los brazos estirados a los lados y después poniéndolos en cruz sobre el pecho. Repite cambiando de pierna. El objetivo es aguantar hasta 30 segundos en cada postura de brazos.

3. Levantamientos repetidos: Este es parecido a unas sentadillas pero usa una silla de apoyo. Su objetivo es medir la movilidad y situación cardiovascular. Para hacerlo, debes sentarte, luego levantarte en una postura recta y volver a sentarte al menos diez veces.

11/09/2015