Beneficios de comer fruta deshidratada

La fruta deshidratada siempre ha dividido opiniones. Es cierto que puede ser un snack saludable, pero su contenido de azúcar parece decir lo contrario.

La principal y obvia diferencia entre la fruta fresca y la deshidratada es la presencia de agua. La fruta es sometida a ciertos procesos para eliminar el agua casi en su totalidad. Esto es una gran ventaja ya que la ausencia de agua facilita su conservación fuera del refrigerador e incluso son más fáciles de llevar de un lugar a otro.

Un snack nutritivo

Es cierto que la fruta deshidratada es muy nutritiva. Está llena de nutrientes al igual que la fruta fresca.

En general, la fruta deshidratada tiene más vitaminas y minerales que la fruta fresca. Por su origen vegetal, no contiene grasa. Como puedes observarlo en las tablas, es rica en betacaroteno, magnesio, vitamina E, potasio, niacina, calcio, hierro, entre otros. Uno de los pocos nutrientes que se pierde por el proceso de deshidratación es la vitamina C. Punto menos para la fruta deshidratada.

Ciruela (100g) Kcal  HC Fibra Vit. A Vit. B3 Vit. C Vit. E Potasio Magnesio Calcio Hierro
Fresca 46 11.5g 1.4g 345 UI 0.417 mg 9.5mg 0.26mg 157mg 7mg 6mg 0.17mg
Deshidratada 240 64g 7.1g 781 UI 1,882 mg 0.6mg 0.43mg 732mg 41mg 43mg 0.93mg
Manzana (100g) Kcal HC Fibra Vit. A Vit. B3 Vit. C Vit. E Potasio Magnesio Calcio Hierro
Fresca 52 13.8g 2.4g 54 UI 0.091 mg 4.6mg 0.18mg 107mg 5mg 6mg 0.12mg
Deshidratada 243 66g 8.7g 0 UI 0.927 mg 3.9mg 0.53mg 450mg 16mg 14mg 1.4mg

Pero para hacer más puntos a favor está su contenido de fibra, que además de ayudar al tránsito intestinal, favorece la salud cardiovascular. Además es una muy buena fuente de antioxidantes para proteger de enfermedades cardiacas, algunos tipos de cáncer, osteoporosis, diabetes y enfermedades cerebrales.

Gran aporte energético

137190146

La fruta deshidratada es altamente energética. De aquí que sea un snack que consumen comúnmente los atletas o deportistas para recargar energía durante la competencia, o las personas que buscan ganar peso de manera saludable. Si dentro de tus objetivos está perder peso, la fruta deshidratada no es tu mejor opción. Algo con lo que hay que tener cuidado son las versiones comerciales. Muchas veces ofrecen fruta deshidratada pero con azúcar añadida. Por ejemplo, muchas marcas que ofrecen los arándanos deshidratados en los supermercados los ofrecen con azúcar añadida. En estos casos mejor evítalos, porque aquí si ya son más bien un dulce. Opta por las versiones sin azúcar añadida.

Otra ventaja de la fruta deshidratada es su versatilidad. Encaja perfecto en un desayuno, mezclada con yogurt o con el cereal con leche. Puedes comerla también con una ensalada fresca o algún platillo; en postres o snacks.

En conclusión, el consumo de fruta deshidratada es beneficioso para la salud. Podemos aprovechar sus beneficios cuando sea necesario, como recarga de combustible en una competencia de fondo o en medio de un maratón, o para aumentar de peso. Si normalmente cuidas tu consumo de azúcares, te aseguro que un puñado de fruta deshidratada no te provocará mayor daño. Si bien no es ideal para todos, es un snack mucho mejor que las patatas fritas u otras opciones ricas en grasa. No está de más que si estás en un programa de control de peso o si padeces alguna enfermedad consultes acerca de su consumo con un especialista para que haga un plan a tu medida.

 

Fuente

31/10/2015