Cuanto más en forma están las piernas, mejor está el cerebro

Un estudio demostró que existe una relación entre la fuerza de las piernas y el mantener la capacidad cognitiva del cerebro

Mientras más fuertes estén las piernas mejor envejecerá el cerebro, así lo indica un estudio del King’s College de Londres. Según los investigadores, la fuerza de las piernas es un indicador útil de la cantidad de ejercicio que hace la persona para mantener la mente en buena forma.

Esto se debe a que el ejercicio libera en el cuerpo sustancias químicas que ayudan a estimular el cerebro de las personas de tercera edad según el artículo publicado en la revista Gerontology.

En el estudio se hizo un seguimiento durante diez años a 150 pares de hermanas gemelas de edades comprendidas entre los 43 y 73 años. La fuerza de sus piernas se midió utilizando una máquina modificada de gimnasio, que llevó un registro tanto de la velocidad como de su poder de extensión.

Al mismo tiempo se midió la capacidad del cerebro a partir de tareas computarizadas que pusieron a prueba la memoria y la habilidad mental para procesar.

De abajo a arriba

En general, las gemelas que tenían más fuerza en las piernas al inicio del estudio, una década más tarde mantuvieron mejor su capacidad cognitiva y registraron menos cambios en el cerebro asociados con la edad.

“Cuando se trata de envejecimiento cognitivo, la fuerza de las piernas fue el factor que tuvo un mayor impacto en nuestro estudio”, señaló la doctora Claire Steves, jefa de la investigación. “Otros factores como la salud del corazón también fueron importantes”, añadió.

La doctora Steves considera que la fuerza de las piernas “es un indicativo del tipo de actividad física que es buena para el cerebro”. Pero los expertos consideran que ahora es necesario realizas más estudios para determinar hasta qué punto llega esa relación.

El director de la sociedad de Alzheimer en el Reino Unido, el doctor Doug Brown, declaró que esta investigación se suma a la creciente evidencia de que la actividad física podría ayudar a cuidar tanto el cuerpo como el cerebro. “Sin embargo, todavía no entendemos completamente cómo funciona esta relación y cómo podemos maximizar su beneficio”, agregó.

Por su parte, el director de investigación de Alzheimer Research UK, Simon Ridley, dijo que por lo general el mantenerse activo ayuda a reducir el riesgo de demencia, y ahora “es importante tomar en cuenta tanto el entrenamiento de fuerza como el ejercicio aeróbico”.

Fuente

13/11/2015