#RSE: Proyecto Alcatraz, donde se unen el ron y el rugby

Proyecto Alcatraz nació en 2003, como respuesta a un atraco a mano armada a un inspector de seguridad de Ron Santa Teresa. Una vez capturados, a los atracadores se les dio la alternativa de elegir entre ir a la cárcel o pagar su falta con trabajo no remunerado durante tres meses. Aceptaron esta última opción y pidieron que se incorporara al resto de los integrantes de la banda.

La misión de Proyecto Alcatraz es erradicar la delincuencia sin violencia y transformar el liderazgo violento de jóvenes transgresores en liderazgo virtuoso. Desde su creación, Proyecto Alcatraz se ha transformado en el programa de inversión comunitaria “bandera” de la Fundación Santa Teresa.

A través de Proyecto Alcatraz se reclutan jóvenes con problemas de conducta del Municipio Revenga quienes, bajo el lema delincuencia cero, durante una fase inicial de tres meses participan de un programa que incluye trabajo intensivo, formación en valores, práctica de rugby, asistencia psicológica y trabajo comunitario.

Uno de los componentes de Proyecto Alcatraz es la práctica regular del rugby como mecanismo para la prevención del delito y el consumo de drogas en el Municipio Revenga.

Por tratarse de un deporte de alto contacto, el rugby contribuye a canalizar la energía de los integrantes de Proyecto Alcatraz en acciones positivas para su beneficio y el de la comunidad. Además, la práctica de esta disciplina contribuye en fomentar el trabajo en equipo y el sentido de pertenencia de los miembros de Proyecto Alcatraz.

Gracias al patrocinio de la Corporación Andina de Fomento (CAF), el equipo de rugby de Proyecto Alcatraz forma parte de la Liga de Aragua y participa en torneos nacionales e internacionales, incluyendo la Copa Seven-a-side que anualmente se disputa en la Hacienda Santa Teresa.

Los beneficios de este componente de Proyecto Alcatraz se han hecho extensivos a las comunidades del Municipio Revenga no sólo a través del Equipo de Rugby Proyecto Alcatraz en sus categorías juvenil y adulto, sino también a través de las actividades que se organizan para niños y niñas de las categorías comunitaria infantil y escolar infantil.

Al término de este programa, los egresados de Proyecto Alcatraz pueden optar por un empleo formal en Ron Santa Teresa, en otras empresas aliadas, o continuar su formación en el Taller del Constructor Popular y en Café Alcatraz.

En 2005, se creó la Red de Madres Alcatraz para promover el desarrollo integral de la figura femenina en las familias de los miembros del Proyecto. Las participantes reciben formación en valores y adquieren destrezas para practicar un oficio. El objetivo es mejorar la autoestima para generar responsabilidad y compromiso. Por esta vía las mujeres son co-protagonistas del proceso de reinserción social de sus hijos, esposos, hermanos y sobrinos.

Además de haber contado con el apoyo del Banco Mundial y la Bolsa de Valores de Caracas, Proyecto Alcatraz tiene el respaldo de la Alcaldía del Municipio Revenga, la Alberto Vollmer Foundation, el Banco Interamericano de Desarrollo, Produvisa, AC Fundación Venezuela sin Límites y cuenta con el decidido apoyo de la Corporación Andina de Fomento (CAF) a través de su Oficina de Relaciones Externas.

Conoce más sobre el proyecto en la voz de su fundador Alberto Vollmer.

Entrevista AUDIO EN VIVO

30/11/2015