¿Tu trabajo te aburre? puede que tengas el Síndrome Boreout

¿Tu trabajo te aburre? ¿No te ofrece exigencias? ¿No te  importa demasiado lo que sucede? Entonces, tu cuadro es de Boreout.

Pasamos muchas horas en el trabajo y lo que nos afecta en nuestro empleo nos afecta en nuestra vida cotidiana. El trabajo puede suponer una gran motivación para las personas, sin embargo, cuando no nos gusta lo que hacemos nuestro bienestar se ve afectado.

Los expertos en salud laboral advierten desde hace  tiempo que un fenómeno está cobrando protagonismo en este ámbito: es el síndrome boreout, un cuadro de síntomas causado por el aburrimiento en el trabajo.

El boreout afecta a la productividad y a la salud mental y emocional

Y es que, aunque algunos piensen que cuando un individuo no rinde en su empleo es porque es un vago, en realidad, hay muchas causas que pueden perturbar el buen funcionamiento laboral de algunas personas, como la motivación, el estrés, el burnout y, por supuesto, el síndrome boreout.

Un estudio llevado a cabo por Dan Malachowski, para AOL y Salary.com, reveló que 15% de los empleados de oficinas sufren este síndrome.

Aunque el nombre se parece mucho a otro fenómeno muy popular en el entorno del trabajo, el síndrome burnout, el burnout es una condición totalmente distinta, pero con iguales consecuencias para la salud laboral del trabajador y su rendimiento.

Mientras el burnout hace referencia al estrés crónico, el boreout tiene que ver con las pocas ganas de trabajar a causa del trabajo desmotivante que la personas realiza. Hay que matizar, pero, que la desmotivación es un fenómeno subjetivo y, por tanto, tiene que ver con las expectativas de cada personas y de otra serie de factores que influyen a la hora de percibir el trabajo como estimulante o no.

En resumidas cuentas, el boreout y el burnout son diferentes, pero igual de perjudiciales para una persona.

La causa

El boreout es un fenómeno complejo, y pese a que algunas personas piensen que mantener la silla caliente mientras no se hace nada en el trabajo es lo ideal, las consecuencias psicológicas de esto pueden ser devastadoras.

Estar largas horas en el trabajo sin hacer nada y ver que las horas no pasan puede ser muy pesado y causar serios problemas de salud.

Pero el boreout es una condición que aparece fruto de una serie de factores causantes, como por ejemplo:

1. Trabajar solo por dinero, es decir, no trabajar donde uno desea y no se siente realizado

2. La inestabilidad laboral. Donde el trabajador no sabe si permanecerá en la empresa

3. Conflicto de rol. Cuando uno no tiene claras sus funciones

4. Las tareas repetitivas y la monotonía

5. La nula posibilidad de promoción dentro de la empresa

6. Las expectativas del trabajador que no encajan con el puesto

7. La falta de planificación por parte de la empresa respecto a un correcto proceso de selección y ubicación de los trabajadores.

8. La sobre capacitación del trabajador para  las tareas que desempeña

9. Un estilo de liderazgo por parte de los superiores que no permite a los trabajadores participar y desarrollarse

El boreout es un problema real y otros datos científicos apuntan a que 33% de los trabajadores afirman que su trabajo no les provoca ningún desafío y 80% no se siente involucrado con los logros de la empresa, es decir, les da igual el lugar donde están trabajando. Lo que quieren es que las horas pasen y cobrar un sueldo a final de mes.

RELACIONADO: Burnout: 5 consejos para no quemarse

Consecuencias y efectos negativos del boreout

Las empresas deben ser conscientes de que esta condición existe y el boreout no debe dejarse de lado, porque provoca serios problemas para el trabajador, pero también para la empresa. Algunas de las consecuencias negativas son:

1. Mayor fatiga, cansancio y deterioro de su salud emocional y física.

2. Falta de concentración

3. Actitud negativa hacia el trabajo

4. Comportamientos hostiles y generación de conflictos laborales

5. Consumo de sustancias psicoactivas

6. Descenso del rendimiento laboral

7. Problemas musculares

Prevención

Si te sientes identificado con lo que se ha dicho en este artículo, lo mejor que puedes hacer es hablar con tu superior y exponerle la situación.

Quizá puedas proponer algunos cambios para mitigar los síntomas de esta síndrome que estás sufriendo. Si llevas tiempo en esta situación, un buen psicólogo puede ayudarte a buscar una solución al problema.

Sin embargo, la mejor manera para cortar este problema de raíz es prevenirlo desde la organización. Estas son algunas estrategias que pueden emplearse:

1. Trabajar de manera positiva en las redes de comunicación de empleados hacia la empresa

2. Mejorar el grado de autonomía en el trabajo

3. Erradicar el conflicto de rol y trabajar para definir claramente las funciones y roles de los empleados

4. Planificar adecuadamente los procesos de selección

5. Aplicar programas de adquisición de destrezas emocionales y de resolución de problemas para los trabajadores

6. Trabajar en la implicación y participación de los empleados dentro de la empresa

7. Flexibilidad en horario

8. Mejorar los criterios de promoción de los trabajadores

Fuente

19/06/2017