Semillas: un alimento rico, nutritivo y saludable

Comer semillas tiene muchos beneficios para la salud, aunque probablemente sean uno de los alimentos que menos incluimos en nuestra dieta.

En la naturaleza podemos encontrar semillas de todo tipo: de calabaza, de sésamo, de girasol, entre muchas otras, que además de ayudarnos a mantener un organismo saludable, también nos permiten vernos mejor externamente.

Semillas para adelgazar: A pesar de contar con un alto contenido de grasas monoinsaturadas y calorías, una porción al día da sensación de tener el estómago lleno, lo que nos permite mantener nuestro peso y comer menos de otros alimentos dañinos durante el día. En esta categoría destacan las semillas de chía, lino o linaza, mostaza y girasol.

Semillas con alto contenido en fibra: por sus propiedades no se deshacen en el estómago y llegan a los intestinos intactos, donde ayudan a mejorar el tracto intestinal y aliviar el estreñimiento.

La fibra también ayuda a enlentecer la digestión, lo que nos permite un aumento en los niveles de azúcar en sangre gradual y por ello, tendremos energía durante más tiempo. Entre las más conocidas están el cáñamo, el ajonjolí y germen de trigo.

Semillas con grasas saludables: Recuerda que también necesitamos grasas para que nuestro cuerpo funcione correctamente. Las grasas de las semillas suelen ser grasas saludables como el omega 3, que permiten que el cerebro funcione correctamente y también nutre los glóbulos rojos. Entre ellas destacan el hinojo y semillas de calabaza.

Una dieta rica en semillas nos permite prevenir enfermedades, pues reduce la inflamación, nos permite mantener un peso adecuado, controla los niveles de azúcar en sangre y ayuda al cerebro a funcionar correctamente. Escoge la que más beneficios te proporcione y anímate a incluirlas en tu dieta.

05/10/2017