6 de octubre: Día internacional del agua, fuente de vida, salud y belleza

El agua es considerada como el elemento principal para la preservación de la vida sobre la Tierra. Tanto los seres humanos como los demás entes vivos, requieren del mineral y por suerte, las tres cuartas partes del planeta  están integradas por el vital líquido, que como fuente de vida, tiene innumerables beneficios sobre el organismo.

Recuerda que la cantidad de agua que consumes cada día, juega un rol fundamental sobre tu bienestar interno y externo, por ello es indispensable que ingieras al menos  ocho o diez vasos del líquido durante tu jornada. Al beber agua cada órgano de tu cuerpo, responderá a las actividades para las que ha sido destinado.

Aquí te presentamos algunos de los beneficios que representan la abundante ingesta de agua.

Alivia la fatiga: El agua es utilizada por el cuerpo para eliminar toxinas y productos de desecho que el organismo no necesita. Cuando hay menos agua en el cuerpo, el corazón tiene que trabajar más para bombear la sangre oxigenada a todas las células y otros órganos principales.

Ayuda en la digestión y estreñimiento: Cuando bebes suficiente agua, aumenta tu tasa de metabolismo, por lo tanto, los alimentos que consumes se descomponen apropiadamente. Esto ayuda a que tu sistema digestivo funcione correctamente previniendo el estreñimiento.

Dolor de cabeza y migraña: En la mayoría de los casos, la razón principal de los dolores de cabeza y migrañas es la deshidratación. Así que, cuando tengas dolor de cabeza, bebe agua para que tu cuerpo se hidrate y se resuelva pronto tu problema.

Pérdida de peso: El agua ayuda a eliminar los subproductos de la grasa. Cuando bebes agua, tu estómago se llena haciéndote perder un poco el apetito. El agua no contiene calorías, grasa, carbohidratos ni azúcar y es un gran reemplazo de las bebidas con alto contenido calórico, como el alcohol, bebidas gaseosas o refrescos azucarados; causantes del aumento de peso.

Piel Sana: El agua ayuda a reponer los tejidos de la piel, así como a hidratarla y aumentar su elasticidad. Ingerir agua permite que tu piel  se vea fresca, suave, brillante y tersa.

Regula la temperatura del cuerpo: Las propiedades térmicas del agua y su capacidad para liberar el calor del cuerpo cuando el sudor se evapora de la superficie de la piel, son de gran ayuda en el mantenimiento de tu temperatura corporal durante todo el día. Una temperatura corporal bien regulada te hará sentir con más energía y a mantener tus músculos y articulaciones lubricados evitando que tengas calambres y esguinces.

¡Vamos es el momento! Aprovecha las propiedades de este increíble recurso natural.

06/10/2017